Afortunadamente y, pese a todas las dificultades que entraña mantener en estas circunstancias vivo al conjunto de elementos constituyentes de un coro, el del Hospital Universitario de La Princesa los mantiene coordinados y armónicos en torno a su Director.

Él, Carlos Rojo, coordinó el trabajo que cada uno de los coralistas realizó en su propia casa bajo su orientación y dirección y el de las montadores del video, las sopranos del coro Beatriz Becerro de Bengoa e Inmaculada Blázquez, que lo han bordado amorosamente, añadiendo la muda participación  de Paula Tribaldos y Alejandro Alonso, que tradujeron la canción del idioma Suajili al lenguaje de signos.

A los que hemos vivido y oído otras versiones de Malaika, ésta nos llena de admiración y esperanzas ya que, como bien dicen Beatriz y Matilde que nos la hace llegar, demuestra sobradamente que el Coro de La Princesa sigue vivo.

Un abrazo

Ignacio de Ulíbarri